#YoSoyFidel

Y es que Fidel sabía bien que no necesitaba monumentos para recoger la cosecha que sembró en tierra fértil. Ninguna escuela lleva su nombre, pero los niños y jóvenes siguen estudiando gracias al proyecto educacional que forjó; tampoco nombramos parques o plazas, pero allí las personas continúan disfrutando de la libertad que conquistó.No hay, ni habrá monumento erigido en su memoria, porque Fidel no lo necesita, ya lo tiene. Fidel está presente en cada centro escolar, cultural, de la salud, deportivo o científico que edificó la Revolución para todos los cubanos. Solo preservando y multiplicando su legado construiremos el Monumento con el que seguirá sintiendo orgullo de su pueblo, porque fue incansable repitiendo que “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz”.Fidel jamás será mármol, ni consigna. Fidel es un hombre que se hizo pueblo, se convirtió en millones, y como inigualable jinete seguirá cabalgando delante de esta firme y sólida caravana que es Cuba.
Mantener vivo y eterno su pensamiento será siempre el mayor monumento que podamos cimentar. No habría monumento posible que pueda representar su significación histórica, salvo construir con nuestros propios esfuerzos la Patria que soñó.No hay calles que lo nombren, pero sí cubanos que las transitan con el convencimiento de que son de las más seguras y tranquilas del mundo.#FidelPorSiempre #FidelVive #YoSoyFidel #IdeasQueSonBanderas #SomosContinuidad



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ayuda

WordPress theme: Kippis 1.15