#TenemosMemoria

El 22 de enero de 1948, en plena terminal ferroviaria de la ciudad granmense de Manzanillo la clase obrera cubana perdió a uno de sus más dignos representantes. Jesús Menéndez Larrondo, el General de las Cañas era asesinado por sicarios al servicio del imperio yanqui.El sepelio de Menéndez constituyó una impresionante demostración de duelo popular. Las ideas sociales y política por las que luchó y murió se confirman hoy en la obra de la Revolución.#TenemosMemoria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ayuda

WordPress theme: Kippis 1.15